Turismo Turismo Rural Ciudad Real

Gastronomía Ciudad Real

La cocina de Ciudad Real y su provincia refleja la consistencia y la diversidad del resto de la geografía manchega, con sus propias singularidades.

Los platos de caza, las migas del pastor, el pisto, el tiznao y los variados gazpachos, elaborados muchas veces con carne de ave, ternera o cerdo, han jugado siempre un importante papel en la alimentación.

Entre los platos más representativos se encuentran, como no podía ser menos, la perdiz escabechada, los zarajos, las migas ruleras y el ajoarriero o atascaburras.

Tierra de grandes rebaños, la región ha elevado a arte la cocina de sus pastores: el gazpacho manchego, por ejemplo, a base de tomate, pimiento, aceite y ajo se añade carne de caza o pollo en la sartén para acabar echando la torta hecha con harina y sal. Las migas se han extendido por toda España, aportando cada comarca sus propios ingredientes naturales. Otras recetas destacables son el morteruelo, las gachas, la olla del pastor y el guiso de trigo.

La ganadería ovina ha sido y es fundamental en la economía manchega lo que explica la merecida fama de sus quesos y la participación del cordero en numerosos platos.

Desde tiempo inmemorial se ha elaborado queso en Castilla – La Mancha. Desde 1984 el queso manchego está protegido por Denominación de Origen. Se trata de un queso graso, a partir de leche de oveja de raza manchega y con una maduración mínima de 60 días. Puede ser artesano o industrial, dependiendo si la leche ha sido sometida al proceso de pasteurización o no. La pasta es firme, compacta, de color marfileño. Su sabor es fuerte, sabroso, con un excelente paladar y retrogusto. Se comercializa en tres grados de curación: fresco (mínimo 60 días de curación), semicurado (6 meses de curación) y curado (más de 6 meses de curación).

Resulta curioso que una tierra que sufre de un clima tan duro como la de Castilla – La mancha las verduras y los productos de huerta sean tan exquisitos: la región es productora de una larga lista: el tomate, el ajo, la cebolla, el nabo, la patata, el calabacín, el pimiento, la lechuga, la alubia y la espinaca. Por su parte, la berenjena de Almagro, protegida por Denominación Específica, tiene una consideración especial.

El cultivo del olivar es hoy una gran industria que supera las 40.000 toneladas anuales, siendo la segunda comunidad autónoma tras Andalucía en mayor producción de aceite de oliva en España.

Tampoco podemos olvidar los numerosos dulces a través de los cuales cada pueblo exhibe su propia personalidad. En general, los postres más recomendables son el arrope, el aguamiel, la miel sobre hojuelas, el bizcocho borracho, la pata de vaca, los crispines y las yemas.

Por lo que respecta al vino, el de Castilla – La Mancha ha dado un salto cualitativo en los últimos años. Esta región vinícola, la mayor de Europa, compite al máximo nivel en el mercado nacional e internacional, consiguiendo premios y reconocimientos de primer nivel. Destaca el vino con D.O. Valdepeñas, ubicada al sur de la provincia de Ciudad Real. También elabora en algunos de sus municipios vino con D.O. La Mancha.






Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
© Copyright 2011 - 2017 http://www.turismoruralciudadreal.com. Última actualización: 28/01/2013 - 15:34:45.